jueves, septiembre 01, 2016


La muralla del cenador.


Tras unos cuantos días de investigación y la consulta de casi treinta expedientes de diferentes archivos, estoy en condiciones de adelantar algunas conclusiones sobre el asunto que ha sido muy comentado entre los burgaleses este pasado mes de agosto.

*En esta ocasión empezaré por las conclusiones:

1.-Sobre el tramo de muralla conservado entre lo que era la puerta Margarita y lo que en su tiempo fue la esgueva de Trascorrales, no se tiene documentación veraz de haber sido vendida, ni por el Ayuntamiento ni por el Estado. A lo largo de la investigación me he encontrado con un conflicto constante entre la Hacienda del Ramo de Guerra (actual Ministerio de Defensa) y el Ayuntamiento, por ver quién era el propietario de la muralla y por tanto quién podía venderla. En casi todos los casos era el Estado el que hacía valer su peso por seguir en el siglo XIX dentro de sus atribuciones para la defensa. En concreto en este tramo, no hemos encontrado ninguna venta de bienes nacionales que haya quedado registrada en los archivos. En cambio, hay mucha documentación en la que se estipulan condiciones a la edificación junto a las murallas, prohibiendo la apertura de puertas y vanos, y obligando a respetar la servidumbre del paso de ronda exterior en dos metros y medio. Se dispone de documentación de un intento de venta del exterior de este tramo de muralla por parte del Ayuntamiento que fue paralizada por el Ramo de Guerra, como luego veremos.

 2.-En las escrituras originales de la casa número 8 de la Plazuela de la Audiencia, actual Plaza Alonso Martínez 4, sólo se registran 19 pies castellanos lineales de muralla, es decir, 5 metros 244 milímetros además de 2 metros y 648 milímetros de grosor de aquella, que corresponden con el frente de la casa hacia el Oriente. Estamos hablando, en todo caso, que se registran, sin estar acreditado el modo de compra, cerca de 14 metros cuadrados y no los 199 que pretende el actual propietario. Se dice desde el primer momento que “al Oriente pertenece a esta casa su parte de la muralla”. Su parte, sólo, no toda. Hablamos de escrituras que nacen en 1863.

3.-Las normas urbanísticas, tanto locales, autonómicas como nacionales, se ocupan de proteger los Bienes de Interés Cultural. En este caso, al tener la muralla del siglo XIII una protección integral, se obliga tanto a las entidades públicas, como a propietarios particulares a una serie de condicionantes que incluso llegan hasta el decoro. Es por ello que no se puede poner en la parte superior de la muralla, ningún elemento por muy liviano que sea, que modifique la visión originaria de ésta. La muralla de Burgos está comprendida dentro de los bienes afectados por el Decreto de 22 de abril de 1949, y por la Ley 16/1985 de Patrimonio Artístico Español. De aquí nace la obligación recogida en normas posteriores de que” …hay que conservarla, estimándose que no procede autorizar ninguna instalación que se adose a la muralla, ni sobrepase de ella, tomada como medianería”.

4.-En el servicio de Licencias del Ayuntamiento de Burgos, se conceden éstas a salvo de acreditar la propiedad. Con lo cual la concesión de esta licencia de obra no es en sí un reconocimiento de tenencia. Si me llama la atención que nadie en el Consistorio reparara en lo curioso del caso, ni pidiera información a la sección de Patrimonio. En caso de demostrarse la propiedad municipal de la muralla entiendo que se deberá resarcir a los afectados de haber arreglado algo que no es suyo. Es muy curioso que la anterior propietaria en 1997 solicitara al Ayuntamiento el arreglo de esta muralla, cosa que hizo el Consistorio.
*Y ahora empezamos por el principio.

El día 12 de agosto pasado, me llega una noticia a través de un compañero del Grupo Político Imagina, Roberto, preguntándome si es posible que la muralla que se conserva entre la calle Trinidad y la Plaza Alonso Martínez sea de un particular.

A mi regreso del descanso vacacional el día 16 de agosto me pongo con ello buscando documentación en el Archivo Municipal. Coincide todo esto con una proposición que tenemos ya en el horno de Imagina sobre determinar propiedades municipales en la muralla y la puesta en valor de ésta, en este caso a instancias de otro compañero, Joaquín.

Tras 15 días de investigación, difícil por lo enrevesado, puedo hoy escribiros estas líneas con unas conclusiones provisionales, a falta siempre de que pueda aparecer alguna información que no hemos localizado.

Dará la información que he ido obteniendo, para un trabajo  un poco más elaborado, sin las prisas de sacar a la luz la información por la presión mediática del conflicto que se ha generado.

A lo largo del relato intentaré dejar pruebas documentales de las aseveraciones que he hecho en el inicio y las signaturas de los expedientes de donde sale la información.

A.-El intento de enajenación a Luis Díaz Oyuelos.

Luis Díaz Oyuelos fue Alcalde de Burgos entre 1836 y 1838. Una de sus iniciativas más novedosas fue el proponer la Ciudad para una nueva Universidad. Años más tarde, en 1848, opta a la compra al Ayuntamiento de un terreno junto a la antigua puerta Margarita. Esta casa se corresponde con la que hace esquina actualmente enfrente de Capitanía, asentándose en su momento sobre el arranque de la muralla en ese tramo. Es muy interesante el plano que aportamos elaborado por el arquitecto municipal Bernardino Martínez de Velasco sobre el terreno que el Ayuntamiento pretendía vender.


Figura en el expediente el Archivo Municipal 11-64 comunicación al Jefe Político Provincial que da su consentimiento diciendo que se debe hacer en pública subasta. En enero de 1848 se publica el anuncio de la pública subasta de ”un terreno de propios contiguo a la muralla a la parte de fuera del Arco de Margarita…”. Se cifra la venta en 2.062 reales de vellón. Esto ocurre en febrero.

Interesa, para nuestra investigación, tener en cuenta un documento que está en este mismo expediente municipal, que no es otro que la renuncia de Bruno Carranza (el propietario en esas fechas de la casa Pza. Alonso Martínez 4 actual) a optar a la compra de esos terrenos que vendía el Ayuntamiento de la muralla para fuera. Lo hace en noviembre de 1847.

Unos meses después, en Julio de 1848, el Comandante de Ingenieros con mando en la Plaza de Burgos, Ladislao de Velasco, comunica al Ayuntamiento que la casa que se está construyendo junto al Arco de Margarita  que se ha unido “a la antigua muralla, perteneciente al estado, por el lado de la esgueva ynmediata, sin dejar la servidumbre de ocho pies que la corresponde por lo menos al pie de toda ella..” debe obligar a cumplir lo indicado.

Esta comunicación supone un terremoto en el Consistorio que inicia un proceso de intentar que la Hacienda Militar y Luis Díaz Oyuelos lleguen a un acuerdo. La cantidad que le pide la administración del Estado es imposible de aportar por el exalcalde que finalmente renuncia a la compra de esa parte exterior de la muralla, quedándose con lo ya construido. El Ayuntamiento le devuelve 1.000 reales de vellón hasta que se resuelva el conflicto de propiedad que ha surgido. En definitiva nada más se supo y seguramente la única posesión que compró Luis Díaz es la casa que actualmente está frente a Capitanía, junto a la antigua puerta de Margarita quedándose con el trozo de muralla que tiró para hacerla. Nada más.

B. La muralla entre San Gil y la esgueva Trascorrales.

Pasamos a visionar el expediente del Archivo Municipal 11-55, en el que Pedro Barriocanal solicita la compra al Ayuntamiento de un terreno de propios de 3.842 pies cuadrados entre el cementerio de la parroquia de San Gil, y la casa de Zacarías Domínguez en 1853. A su frente el Convento de la Trinidad y a las espaldas la muralla.

Una vez más la consulta al Jefe Político de la Provincia sólo aclara que debe hacerse en pública subasta y acreditarse la propiedad del bien por parte del vendedor, según establecía el RD de 28 sep 1849.

Aquí es donde salta la noticia de que gran parte del terreno que se pretende vender, se dio a censo perpetuo a Zacarías Domínguez en 1827 por un canon anual de 45 reales ante el Notario Vicente Mariscal. El dominio útil es de Domínguez, pero el dominio directo corresponde al Ayuntamiento. Con lo cual no se puede vender.


Pero esto no fue problema. En 1856, la Tesorería de la Hacienda Pública del Estado, redime el censo por pago de 450 reales a cargo de Gregorio Villanueva, que acto seguido vende ese terreno a Pedro Barriocanal, construyendo la línea de casas que se ven de color rosa en el plano, y que configuran con las de Domínguez la actual alineación de la Calle Trinidad. De momento nada se sabe de la muralla que no parece quedar dentro de estas propiedades.

C.-Bruno Carranza.

Entre los propietarios que van apareciendo en el plano, el que más nos interesa seguir la pista es Bruno Carranza, que aparece citado en el intento de venta a Luis Díaz Oyuelos del trozo de muralla que nos ocupa. Bruno Carranza tiene una casa en construcción junto a la muralla y justo detrás de la de Díaz Oyuelos. Corresponde en plano con la actual de Pza. Alonso Martínez que reclama la propiedad de la muralla al Consistorio.
En el expediente municipal signatura 17-481 del archivo, solicita licencia para reedificar una casa ruinosa en la plazuela de la Audiencia número 3 y 4. El Ayuntamiento le cede un terreno contiguo en la misma plazuela para alinear su casa  con las de otros propietarios. Este Bruno Carranza no sabemos si es el mismo o es hijo de otro de igual nombre, que en 1815 fue "mayordomo de propios", o lo que es lo mismo, el encargado por la Corona de recaudar el dinero necesario para la administración de la Ciudad. Tenía éste una "caja de madera fuerte" con tres llaves: una la tenía el Alcalde, otra el Escribano municipal y la tercera era la suya.

El primer documento que nos analiza los límites de esta edificación está en el Archivo Histórico Provincial, en Protocolos Notariales de Fernando  de Monterrubio 7736, al folio 767, 3 de Agosto de 1863. Angel Fernández Carranza y su esposa Clotilde Carranza vecinos de Villadiego, venden a Clemente Domínguez media casa que les corresponde por herencia de su tío, Bruno Carranza, en la Plazuela de la Audiencia número 8 de la Capital, por el precio de 4.400 reales.

Clotilde era dueña en pleno dominio de la mitad de esa casa y ”su parte de muralla que la pertenece al Oriente”. Dice que linda”al Oriente con jardín de herederos de Don Luis de Oyuelos de esta vecindad, al mediodía casa de Don Fabián Yarto, Presbítero Canónigo Doctoral de esta Santa Iglesia Catedral y dicha Plazuela (Plazuela de la Audiencia), poniente otra casa de su hermano Don Anselmo Carranza Díaz, de esta vecindad, y al norte corral y cuadras del Conde de Villariezo; cuya otra mitad de la casa  pertenece a su hermana Doña Prudencia Carranza Díaz, vecina de esta Ciudad con quien la tiene proindiviso”.

Para clarificar las propiedades aportamos un plano que me han proporcionado en el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento con apuntes de los propietarios a mediados del siglo XIX.

Pasados los años y siguiendo en el registro de la Propiedad número 1 la redacción de las respectivas transmisiones de propiedad de esta finca, nos encontramos que en la inscripción 3ª del 29 de septiembre de 1881, que especifica claramente cuáles son las mediciones de “su parte de muralla”. Así dice: ”Casa en la Ciudad de Burgos en la Plaza de Alonso Martínez, antes de la Audiencia, señalada con el número 8, con su parte de muralla que la pertenece al Oriente, o sea a la derecha entrando por donde linda con jardín de la Señora Viuda de Don Luis Díaz Oyuelos, al Mediodía que es el frente, con casa de Don Ildefonso Díaz y Plaza de Alonso Martínez, por la izquierda al Poniente casa de Don Lucas Carranza y por la espalda al Norte, Corral de herederos del Conde de Villariezo,( …).

Y en las mediciones especifica :”..y dos metros seiscientos cuarenta y ocho milímetros al mismo aire (Oriente), que es el grueso del muro o espesor de la muralla, lindante con el jardín de la señora Viuda de Oyuelos, cuya muralla se prolonga en una línea de diez y nueve pies, o sea cinco metros doscientos cuarenta y cuatro milímetros, que son los que pertenecen a la Casa.”







Es por esta inscripción en el Registro de la propiedad de finales del siglo XIX que llegamos a la conclusión que, en todo caso, la propiedad del número 4 de la Plaza Alonso Martínez (8 anterior), tiene poco más de 5 metros lineales de muralla bajo su propiedad, que son los que corresponden con el ancho de su fachada al Oriente. Y ello a salvo de justificar la compra al Estado o al Ayuntamiento de ese tramo de muralla que hasta ahora no nos ha aparecido por ningún lado.

Es curioso para este relato, encontrarse como la propietaria anterior del piso del mismo número de la Plaza Alonso Martínez, es decir, el que ahora reclama propiedad de la muralla, Julita, en 1997 solicita al Ayuntamiento que repare “la muralla que está en la Calle Trinidad (a la altura de la Seguridad Social) que se está cayendo”.



La resolución del trámite puede verse en el expediente signatura AD-8759 del Archivo Municipal. El Ayuntamiento reclama la reparación al Estado y éste le devuelve comunicación aseverando que “el Estado cedió gratuitamente al Ayuntamiento no sólo el Castillo con todos los terrenos y obras de fábrica afectos a Guerra, sino también las murallas de Burgos entre el Cubo de la Cárcel y la Puerta de San Martín, para atender a su custodia y conservación”. Y así se justifica por parte de Patrimonio del Estado, en caso de quedar vacante la titularidad “como identificadora de los orígenes de nuestra Ciudad”.

Hay que significar aquí que el acuerdo de cesión del Castillo se firmó en 1913.

Finalmente, tras consultas al registro de la propiedad por parte de Patrimonio del Estado, y pese a que se notifica que una parte de esa muralla puede ser privada, el Ayuntamiento acomete la mejora de todo el lienzo de la muralla con la Brigada de Obras.

 D.-Policarpo Casado.

Policarpo Casado fue Alcalde de Burgos entre los años 1861-64 y un acaudalado propietario que en 1875 figura en el primer puesto de la lista de contribuyentes de la Provincia. También en esas fechas formó parte del Senado de la Restauración.

En su testamento consultado en el Archivo Histórico Provincial en Protocolos Notariales de Fernando de Monterrubio 7789, se detallan las propiedades de éste y su mujer, Juliana Pardo, que disfrutarán sus hijos Julián, María Concepción y Petronila Casado. Entre ellas hay una casa cuyo frente da a la Calle Avellanos (Camino Real) y hacia su espalda comprende varios patios y graneros hasta llegar a la calle Trinidad. Según refieren comprende varios tramos de la antigua muralla que son de su propiedad. En origen la primera casa en la Calle Avellanos era de su mujer obtenida por herencia, a la que luego se fueron añadiendo otras propiedades colindantes por compra a particulares, el Ayuntamiento o al Estado. En el año 1847 con motivo del casamiento de Policarpo con Juliana, entre los bienes de ésta se especifica la casa en la Calle Avellanos números 1,2 y 3; un patio en el centro de la finca y dos graneros, además de la casa número 6 de la Calle Trinidad; todo ello valorado en 145.000 ptas.

      
               

En 1861, cuando Policarpo ya era Alcalde, La Junta Superior de Ventas de Bienes Nacionales, saca a pública subasta el trozo de muralla que va desde el antiguo cementerio de la Iglesia de San Gil hasta 1 pie pasada la esgueva. Los arquitectos Ángel Calleja y Luis Villanueva de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, llevan a cabo la tasación de esos terrenos que se enajenan, y lo valoran en un precio de salida de 7.226,30 reales de vellón. Pedro Arguello gana la subasta por 11.200 reales. Este mismo comprador por las mismas fechas adquiere otro trozo de muralla en la antigua puerta de Barrantes. Lo sorprendente del caso es que en el momento de hacer efectivo el primer pago, que lo era en 20 plazos, aparece el nombre de Policarpo Casado sustituyendo a Arguello. Solicita el primero que “se declare a su favor el remate de dicha finca por derecho de tanteo, fundado en la Real Orden de 23 de febrero de 1849”. La Dirección General de Propiedades y derechos del Estado accede a ello y se lo venden.

 





También el Ayuntamiento de Burgos  entre 1860-61 cuando cubre la esgueva que va a Trascorrales, entre la calle Trinidad y Avellanos, accede ceder unos terrenos a cambio. A Policarpo Casado le corresponde la parte cubierta que da a su propiedad y la otra parte es para Manuel Izquierdo y el Sr. Conde de Bornos, como se ve en el plano que adjuntamos del expediente del Archivo Municipal 11-118.

 

En definitiva, que Policarpo Casado se hizo con toda la edificación interior, incluida la muralla antigua, entre la esgueva y el cementerio de San Gil que se encontraba junto a la cabecera de la misma, y la Calle Avellanos en que tenía tres casas y la Trinidad donde tenía otra. Pero para nuestra investigación no aporta datos al tratarse de otra zona. Sí interesa la acreditación de cómo se obtuvo la propiedad.

 E.-El Ramo de Guerra.

Como hemos indicado antes, el Ejército, a través de sus representantes en Burgos, cada vez que surgía algún conflicto de propiedades junto a la muralla, solía mandar comunicados al Ayuntamiento advirtiendo de que la propia muralla, que no sus terrenos colindantes, eran elemento de la defensa de la Ciudad, de lo que se encargaba el Ejército, y por lo tanto se debían cumplir una serie de preceptos o en todo caso debiera ser la Hacienda Militar y el Estado quien enajenara esos bienes de dominio público.
Ya vimos como en el caso del intento de enajenación a Díaz de Oyuelos en 1848 hubo problemas porque exigían se dejara 8 pies al exterior de la muralla para la ronda.

Pocos años después, en 1850, el Alcalde Luis Castrillo envía una extensa misiva a la Reina Isabel II donde manifiesta que la venta de trozos de la muralla ha supuesto graves perjuicios a la municipalidad, tanto en la defensa del baluarte, como en las molestias demoliciones. Se cita la Real Orden de 23 de febrero de 1849 por la cual se da preferencia al Ayuntamiento si se presentase como licitador “para evitar los inconvenientes que la venta pudiera ocasionar (…), o a las miras de ornato público que la Corporación pudiera tener(…),o que la demolición no perjudique  a ninguna de las propiedades del Ayuntamiento”. Hago ver que este decreto que se invoca es el mismo que sirvió a Policarpo Casado para hacerse con la muralla…


En el relato de defensa del mantenimiento de la muralla asegura que el tramo entre San Lesmes y la Puerta Margarita sirve para contener las avenidas de los ríos Vena y Pico; “la muralla que desde el Arco de Margarita sube al de San Esteban, en un contentivo a los defraudadores de las rentas públicas y arbitrios municipales, con la circunstancia de haber sido reconstruida en su mayor parte a costa del Ayuntamiento en el año de 1837”. (Archivo Municipal de Burgos sign. 20-56)
Este escrito obtuvo respaldo de la Corona aunque sólo en parte. De aquí surge una Real Orden de 3 de agosto de 1852 donde se ceden a la Ciudad dos tramos de muralla: la que va de la antigua puerta de Barrantes hacia la puerta de San Martín, y la que en su momento formaba una línea entre la Puerta de Santander (actual arranque de la Avenida del Cid a la altura del edificio Feygón) y la Puerta del Arco de Margarita, “con la obligación de conservarla y entretenerla a su expensa”. Una de las condiciones que se ponían a la cesión de ésta última es la construcción de una nueva cárcel que se pensaba ubicar en el edificio que ocupaba la Audiencia.

En 1874, el Capitán General, ante las obras que se estaban ejecutando en varios edificios tocando a la muralla entre la Puerta de Santander y San Gil, hace saber en un escrito, que en ningún caso se debe permitir abrir huecos o ventanas ni puede ser posible que su cercanía sirva para escalar la muralla. Se pide que las que sean de propiedad privada cierren los accesos a ésta, u opten por que sea el Estado quien eleve las murallas.

El Ayuntamiento manda comunicación de lo exigido a los herederos de Fabián Yarto, Policarpo Casado, Timoteo Arnáiz, Pedro Barriocanal, Nicasio Vélez, Nicasio Dancausa,etc..todos ellos propietarios de edificios en la Calle Trinidad. Pueden optar por tapiar puertas y ventanas que den a la muralla o autorizar a hacer obras “mayores y reparos” en la muralla de su propiedad. Todos contestan que ya han cerrado las puertas y ventanas al llegarles la comunicación. Respecto  a la muralla que posee, Policarpo Casado manifiesta que ”podrán hacerse las obras que se consideren necesarias, si a juicio de los Sres. Ingenieros pueden ser de alguna utilidad, dada la situación especial en que la muralla del comunicante se encuentra”, con lo que hemos de entender el mal estado de conservación de ésta.


E.-La Historia.

La muralla actual que se conserva de la Ciudad de Burgos, sustituye a otra anterior al siglo XIII. Es a partir de 1276 cuando Alfonso X el Sabio encarga su construcción para protección de la Ciudad  contra los ataques de los sarracenos. Se tardó más de 100 años en levantar el total del perímetro y debía acoger el crecimiento urbano que experimentó Burgos con el auge del Camino de Santiago sobre todo.

Se construyó con piedra de sillarejo procedente de Hontoria y Atapuerca contando con 93 torres circulares o cubos además de 12 puertas de acceso.

El Ministro de Hacienda, Pascual Madoz, en 1855, declaró en estado de venta”...todos los predios rústicos y urbanos, censos, foros pertenecientes al Estado, al clero, a las órdenes militares, a cofradías, obras pías, santuarios…y cualquiera otras pertenecientes a manos muertas”. Tres cuartas partes de la Ciudad se vieron afectadas, lo que produjo un lógico cambio urbanístico que fue muy importante.[1]

El crecimiento de población exponencial en el siglo XIX, pasando de 11.628 habitantes del 1821, a los 30.856 de 1897, casi el triple, llevaron a un crecimiento urbano que empujaba hacia afuera de las murallas. Este fue el comienzo de su desaparición, junto con la falta de interés público en su conservación como monumento histórico. Insensibilidad que saltó hasta bien entrado el siglo XX.

 

 La esgueva que citamos en algún momento del relato, correspondía a las aguas del Vena que atravesando las huertas del Convento de la Trinidad, y a la derecha del Arco de Margarita entraba por un arco en la muralla llegando hasta Avellanos en su cruce con calle San Juan, donde había un puente; para continuar hacia la actual Laín Calvo, la Paloma y la Catedral. Esta esgueva, como otras, servía para el riego de las numerosas huertas que había en la Ciudad. Entre otras las del Huerto del Rey. De ahí el nombre de Calle de Trascorrales anterior a Laín Calvo. Casi todas ellas se cubrieron en la segunda mitad del siglo XIX, cuando se introdujo el alcantarillado en la Ciudad.

La Puerta o Arco de Margarita fue edificada en el siglo XVII, junto al Palacio de las Cuatro Torres (actual Capitanía). Fue erigida en honor de Doña Margarita de Austria con ocasión de su venida a Burgos, para unirse en matrimonio con el rey Felipe III. Se derribó en 1863.

Desde siempre hubo dos Palacios que acapararon la Plaza actual de Alonso Martínez, antes de la Audiencia y más antiguo de las 4 Torres. En concreto  la Casa-Palacio de los Brizuela que luego pasó a manos del Marqués de Castrofuerte; y en frente de ésta, el Palacio de los Cartagena, también llamada casas de los Cantos, que fue adquirido más tarde por Diego González de Medina, Conde de Villariezo.[2]

Al primero se le llamaba Palacio de las 4 torres por tenerlas en sus 4 esquinas. En 1804 acogió la Contaduría de los Millones, en 1834 se instaló la Audiencia Territorial, de ahí a pasar a llamarse la Plazuela de la Audiencia este lugar. Más tarde, en 1859 el Ayuntamiento compra este Palacio  que en los primeros años del siguiente siglo acogerá la Capitanía Militar. Este edificio fue pensado en su momento para cárcel pero finalmente el alcalde Timoteo Arnaiz consideró mejor ubicación la antigua Alhóndiga.



*A modo de cierre.

Hace tiempo que algunos solicitamos que en el Ayto. de Burgos se organice una auténtica sección de protección y puesta en valor del Patrimonio Cultural, bien dotada de personal y medios.

Por otro lado es conveniente hacer un estudio serio sobre cuál  fue y es la ubicación exacta de nuestras murallas, ver sus propietarios e intentar ponerlas en valor.

Finalmente, no entro a analizar el documento o expediente 20-1668 del Archivo Municipal, en el cual parece fundar el Ayuntamiento la posesión de la muralla en el tramo en cuestión ahora, tras la calle Trinidad, por una cesión de 1973, tras un expediente de dominio. Entiendo que no tiene que ver con este lugar. Más bien me atrevo a creer que formó parte de las posesiones de Policarpo Casado.

A falta de más argumentos e información, esto es lo que he podido averiguar sobre la documentación que se dispone. Salvo error u omisión es lo que puedo aportar. Espero sirva a quien corresponda.

Mi agradecimiento sincero una vez más a la atención dispensada en el Archivo Municipal, en el Histórico Provincial y en la Sección de Patrimonio del Ayuntamiento de Burgos.

Una vez más me siento orgulloso de poder colaborar en la salvaguarda de nuestro Patrimonio  y el rescate del pasado para las generaciones presentes y futuras.


*Documentos consultados:

-Archivo Municipal de Burgos: Signaturas: 20-1668, AD-8759, 11-155,     11-64, 11-118, 20-56, 18-3865, 20-227, 20-209, 20-293, 11-1040, 22-626, 17-483, 17-481, 17-785, 9-642, 17-785, 18-335, 22-629, 22-626, 17-481,  20-150, 18-264, 11-47, 11-29, 11-129, 22-37, 11-155, AD-8920-25, AD-8759-8, 18-1588, FO-22055, AD-5242-10, 20-1508, Acta de Pleno 21 de Septiembre de 1973 (Libro de Actas 648),   y Comisión Permanente 7-9-73, 17-13167, AD-5242-10, 11-129, 17-13181, 18-3865 y C-1-9-5-2.

-Archivo Histórico Provincial: signaturas: Protocolos Notariales Fernando de Monterrubio 7789  fols. 132 a 133vto y 1115 y siguientes; Hacienda 43/18 y 321/17-18.
CONTINUARÁ.

Jesús Ojeda Calvo, en Burgos a 1 de septiembre de 2016.

Contacto.
Correo electrónico: papiojeda@hotmail.com
Twitter: @JessOjedaCalvo







[1] Ortega Barriuso, Fernando:”Breve Historia de la Ciudad de Burgos”. Burgos 1996 pág 110.
[2] Carmona Urán, Gregorio: “Historia de las viejas rúas burguenses”. Burgos 1954. Pág. 102.

miércoles, julio 27, 2016

500 años en la historia de un solar excepcional.


Es para mi un placer presentaros este trabajo histórico sobre la parcela que actualmente ocupan unos pisos levantados por Inmobiliaria Río Vena entre las Calles Concepción y Barrio Gimeno en la ciudad de Burgos. Hace 500 años en este mismo solar se encontraba la Casa-Palacio de la familia Sarmiento. Pasados los años fue sede de los Carmelitas, Hospicio,  Escuela  Municipal y finalmente vendido por el Estado a la familia Arnaiz. Entre 1893 y 1983 estuvo en este solar el Colegio de los Maristas, remodelado y ampliado en diferentes épocas por los arquitectos Emiliano Amman y Marcos Rico. Analizamos los avatares del paso del tiempo con fotografías, planos y un sin fin de documentos extraídos de varios archivos repartidos por la geografía española. Un retazo de historia que ayuda a entender la evolución del urbanismo en esa zona de Burgos, durante los últimos 500 años.
Autor: Jesús Ojeda.2013.
Verlo en este enlace:


https://drive.google.com/file/d/0B7aiDncfCQlwMGQxTnNiRG5zRTA/edit?usp=sharing

viernes, julio 22, 2016

Medidas para el fomento del empleo.

En el pleno de julio de 2016 se ha aprobado una proposición de Imagina Burgos sobre el establecimiento de una serie de medidas en el Ayuntamiento para promover la empleabilidad, entre ellas contrataciones directas y elaboración de un plan.
Es la quinta proposición que elaboro en colaboración de las gentes de Imagina en el primer año de la actual Corporación, y las 5 han salido adelante; en esta ocasión con el único voto en contra de los 3 concejales de Ciudadanos.
Doy las gracias a Imagina Burgos por tener en cuenta mis propuestas y en especial a Eva de Ara por defenderla en el Pleno.
 
 
Proposición “Medidas Municipales de Fomento del Empleo”. Imagina Burgos.
Parte expositiva:
Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) primer trimestre 2016 para la Provincia de Burgos, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el desempleo total en Burgos es de 27.700 personas, situándose así la tasa de paro en un 15,38 %. Del total de desempleados, 15.500 son mujeres  y 12.100 hombres.
Este no es un problema de fríos números, sino la preocupación diaria de miles de burgaleses que no tienen con qué vivir. Son vecinos nuestros y tienen cara. El desempleo es el primer problema al que debe enfrentarse una administración  y los representantes ciudadanos en las Instituciones deben tener claro cuál es su objetivo número uno: que sus administrados tengan un medio de vida. Ello facilitará la integración, la convivencia y el desarrollo de las personas.
Traemos a este pleno, una serie de medidas que hemos llamado de “fomento del empleo” para que nuestro Ayuntamiento de una vuelta de tuerca a las políticas que se desarrollan en esta materia. Hace unos meses una proposición del Grupo Socialista abogaba por la creación de un Servicio Municipal de Empleo, aportando incluso la idea de su ubicación física en un edificio que actualmente se está rehabilitando, antigua estación de Ferrocarriles. Nosotros traemos ahora un contenido concreto que darle: dotar de contenido y personal al servicio de Empleo del Ayuntamiento. Y no debemos esperar más para adoptar estas medidas, pues la urgencia social de las familias no debe escapar a nuestro día a día.
El equipo de Gobierno Municipal está realizando en colaboración con la Junta de Castilla y León, una serie de programas de inserción laboral, a medio camino entre la formación y la práctica, que pensamos son insuficientes y carecen de una estructura estable.
Esta propuesta es para la búsqueda del consenso en la necesidad de actuar, y sobre todo para dotar a este Ayuntamiento de una unidad y una política estable en materia de empleo.
Entre las medidas que proponemos para el debate las hay sobre tres tipos de actuaciones:
1. Ampliación del número de personas desempleadas que son contratadas directamente por parte del Ayuntamiento de Burgos durante un periodo por determinar, para la ejecución de obras y servicios de interés general y social y tareas por circunstancias eventuales de la producción, que contribuyan a la puesta en marcha de las nuevas políticas municipales o al refuerzo de las ya existentes y que a su vez favorezca la adquisición de experiencia y recualificación profesional. El número de contratos y el volumen del presupuesto, será en función de los perfiles profesionales que soliciten las Áreas, de acuerdo a sus necesidades y de las limitaciones presupuestarias en materia de gastos de personal.
2. Incremento de las ayudas municipales para el fomento del empleo estable en la ciudad, dirigidas a pymes, micropymes, autónomos, cooperativas y entidades sin ánimo de lucro, con el objetivo de apoyar la contratación indefinida y la transformación de contrato temporales en indefinidos.
3. Ayudas municipales para el fomento de la contratación de personas desempleadas, empadronadas en Burgos, por parte de pymes, micropymes, autónomos, cooperativas y entidades sin ánimo de lucro, que tengan establecido su domicilio fiscal, social o un centro de trabajo en Burgos, para el desarrollo de proyectos y actividades de carácter social y medioambiental.
Como ejemplo de las actuaciones que consideramos necesarias para incluir en un programa de mejora de la inserción laboral concretamos algunas:
-Establecimiento del programa “Lanzaderas de Empleo”  como iniciativa innovadora en la búsqueda de empleo, acercándolas a los barrios de la ciudad a través de su desarrollo en diferentes Centros Cívicos. Desde allí los Técnicos de empleo del Ayuntamiento fomentarán actuaciones para intervenir socialmente.
-Programa de becas remuneradas para la formación práctica de recién titulados universitarios en empresas, entidades e instituciones de la ciudad, en colaboración con la Universidad de Burgos, para la adquisición de experiencia profesional y la modernización del tejido empresarial local. En ningún caso estas becas de formación servirán para ocupar puestos de trabajo.
-Oferta de formación a la carta a empleadores y desempleados para cubrir sus necesidades formativas mejorando su cualificación profesional y posibilidades de desarrollo profesional y personal.
También se puede  intervenir en la elaboración de  programas de emprendimiento,  con  el incremento de la dotación económica de la línea de subvenciones a empresas de nueva creación, para apoyar a micropymes y autónomos en su primeros pasos, priorizando los colectivos con más dificultades de inserción y los proyectos de economía social.
Paralelamente a estas medidas el Gobierno municipal deberá trabajar en la elaboración de un Plan Integral de Mejora de Empleo 2016-2019. Para este Plan, que abarcará toda la legislatura, resultará de gran utilidad la evaluación de los resultados de estas primeras medidas que proponemos se acometan de inmediato. La participación ciudadana será básica en su elaboración.
De acuerdo con el compromiso adquirido con los ciudadanos  queremos  apoyar  y fomentar la generación de puestos de trabajo en la ciudad. Proponemos que el Ayuntamiento de Burgos proceda a la contratación de un número por determinar de trabajadores-as, al objeto de acometer  obras y prestar servicios de competencia municipal. Es la mayor empresa de la ciudad y la que mayor número de empleos genera. Es por ello que queremos que siga siendo el motor de la economía local. A más personas empleadas, más recursos para la recaudación directa e indirecta (vía consumo), menos recursos gastados en prestaciones y mejor atención al administrado con más personal y de mejor calidad.
Se deberá coordinar el gasto que ello soporta, en salarios y materiales, con otras administraciones que aportan financiación para los planes sociales de empleo municipal.
Esta decisión política  servirá para la contratación del personal desempleado necesario para la ejecución y realización de proyectos de obras y servicios de competencia municipal que contribuyan al desarrollo económico y social del Municipio de Burgos  y, en especial, de sus habitantes. La convocatoria tiene por objeto la selección de trabajadores-as, para la ejecución de las obras y prestación de los servicios que se definirán por los diferentes departamentos municipales, en base a las necesidades que tengan.
 En el programa electoral de Imagina, uno de sus puntos más importantes era la lucha contra el desempleo. Así, proponíamos, entre otras cosas, la contratación directa de personal en áreas con déficit de personal y servicios (medio ambiente, servicios sociales cultura, obras, etc.) que permitan cumplir con las obligaciones que vienen determinadas por las competencias municipales o que incrementen la calidad de vida de la ciudadanía.
Es necesario que los diferentes servicios y departamentos municipales, elaboren un cuadro con sus necesidades por cubrir y que éstos se lleven a Personal, que analizará las posibilidades de contratación eventual de personal para estas labores. Todo ello con el apoyo de la financiación que aporte tanto el municipio, como la que proviene de otras administraciones que colaboran en el fomento del empleo.
Lo ideal es que el Ayuntamiento genere empleo estable ocupando todas las plazas que están vacantes. Debido a las estrecheces presupuestarias, la ley sólo le obliga a cubrir ciertas necesidades en departamentos específicos como “tasa de reposición”. Debemos estar vigilantes que esto se cumpla, pero también apostemos por la generación de empleo público  en las medida en la que el Ayuntamiento tenga posibilidades. Será bueno para todos.
 
 
Parte resolutiva:
-Elaborar en el plazo de 6 meses un Plan Municipal de medidas de choque en favor del empleo.  Este plan se debe basar en tres programas esenciales: el fomento del empleo, la mejora de la inserción laboral y el apoyo a emprendedores y pequeñas empresas, prestando especial atención a los proyectos de carácter social y medioambiental.
-Aprobación de una medida dentro de un Plan de Empleo Municipal que posibilite la ampliación de la contratación directa temporal de  vecinos-as del municipio, ya existente, de formación y prácticas remuneradas. La duración de los contratos no deberá ser inferior  a seis meses, garantizando la máxima transparencia y el principio de igualdad de oportunidades ante el acceso al empleo público. Se primará en la fase de concurso, la situación económica de las familias en situación desfavorecida o riesgo de exclusión, propiciando contrataciones a desempleados de larga duración.
-Esta iniciativa insta además a constituir el Consejo Local por el Empleo con participación de todos los partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales y entidades sociales del municipio que trabajen en éste ámbito, además de una representación de los miembros de la Asamblea de parados y precarios de Burgos.
-El gobierno municipal destinará en 2017 una partida económica, que sea suficiente en virtud de las necesidades encontradas, a  la puesta en marcha de estas medidas dentro de un futuro Plan de Empleo Municipal, que  permitirá, entre otras cosas, la contratación temporal de personas en situación de desempleo para realizar tareas de conservación, mantenimiento y mejora de edificios municipales, zonas verdes y espacios públicos, así como a la atención de personas con riesgo de exclusión social y la prestación de otros servicios a la comunidad.
-Estas medidas servirán como complemento a los acuerdos o programas que existen en colaboración con otras instituciones para el fomento del empleo, pudiendo llegar así a más personas desempleadas o en situación de precariedad.
 
En Burgos a 22 de  julio de 2016.
 
Al Alcalde- Presidente del Ayuntamiento de Burgos.

martes, abril 19, 2016


Informe en relación con la urbanización del S-7 Fuentecillas Norte.

A.-Concurso para la contratación del urbanizador.

En el expediente de Urbanismo 129/01 se recoge toda la tramitación sobre el Concurso para contratar el agente urbanizador del S-7 por el procedimiento de concurrencia definido en el Proyecto de Actuación. En el pliego de condiciones se recoge que se actúa sobre 178.000 metros cuadrados, de los cuales 101.460 es el máximo aprovechamiento lucrativo. El coste de la urbanización del sector se retribuye por los propietarios con solares urbanizados libres de cargas o bien en metálico, pudiendo el Ayuntamiento llegar a la expropiación en caso de incumplimiento. El promotor de la obra es el Consistorio que elige como la mejor oferta la de la UTE S-7, compuesta por  Excavaciones Sáiz 24%,COPSA 24%,URBELAR 15%,MBG 15%, Arquitecto Hipólito García Urbina 15% y la Sociedad Cooperativa Limitada de Viviendas 4 Olmos al 7%. El precio de adjudicación es 2.338.885.830 ptas más IVA, lo que hacen más de 14 millones de euros más IVA.

En la valoración de la oferta de la UTE S-7 se tuvieron muy en cuenta las mejoras, algunas de ellas recogidas en el apartado K sobre “otros ofrecimientos y compromisos”, a saber:

         -Construcción de un paso superior al ferrocarril Santander-Mediterráneo (Calatayud-Cidad Dosante) 50 millones de pesetas (301.000€).

         -Equipamiento de un Centro Social de Barrio 60 millones ptas (361.000€)

         -Rehabilitación de la Ermita de Las Rebolledas 50 millones ptas (301.000€).

         -Previsión para elementos artísticos 44 millones de ptas (265.000€).

         -Compromiso de entregar una parcela con capacidad para la construcción de 50 viviendas protegidas en alquiler para que las promueva la empresa o entidad que acepte el planteamiento.

Entre los elementos artísticos que se pretendían colocar en diferentes partes de la urbanización, estaban dos obras escultóricas de artistas burgaleses:

         -José Carazo sobre la “Historia del ferrocarril”.

         -Cristino Díez, titulado “Homenaje a los poetas”.

 

Se preveía que la antigua ermita levantada ya en el siglo XII diera nombre a todo el barrio, que en este sector del PGOU habilitaba suelo para  1.273 viviendas, de las cuales 383 tendrían algún tipo de protección, el 30%. Su perímetro está limitado al norte por la Avenida Valentín Niño, la rotonda del Cementerio al este, central eléctrica al oeste y la calle Óscar Romero al sur, que ocupa el anterior trazado del ferrocarril.
 
 
 
 

B.-Proyecto de urbanización y proceso.

En el expediente de Urbanismo (Gerencia de Fomento en la actualidad) número 106/02, se pueden seguir los avatares de la urbanización del S-7 entre la firma del contrato de adjudicación de obra en 2002 y la última recepción parcial de ésta en 2013.

Destacamos algunas fechas dentro del denso expediente:

         -Mayo 2003 aprobación inicial del proyecto.

         -Abril 2004 aprobación definitiva del proyecto de urbanización.

         -Octubre 2004, el Ayuntamiento paraliza la obra  que se estaba ejecutando en la recogida neumática de basuras por no coincidir con el proyecto. Se hace la demolición de lo ejecutado y la UTE presenta un nuevo proyecto en noviembre 2004.

         -La UTE S-7 solicita una ampliación del plazo para ejecutar la obra de urbanización debido a las inclemencias del tiempo entre agosto 2004 y marzo 2005. Apunta que en ese período hubo 8 días no laborables, 25 de nieve, 8 de lluvia y 27 con nieve en suelo. El Ayuntamiento concede la ampliación del plazo notificando que el 28 de septiembre de 2005 debían estar finalizadas las obras de la primera fase.

En este punto hemos de significar que la obra de urbanización se había dividido en 2 fases de ejecución:

         -1ªFase: 11 meses desde la aprobación definitiva del proyecto de urbanización (abril 2004) para todo lo que no está afectado por el ferrocarril Santander- Mediterráneo.

         -2ªFase: 1 mes para el resto la UA S-7.2, desde la desafección del uso ferroviario, que se produjo el 4 de febrero de 2010.

Dentro de la primera fase, se hizo una separata para la manzana A6, en la que se establecía un plazo de dos meses “a contar desde el momento en que la edificación del ámbito haya alcanzado un grado de desarrollo tal que impida el deterioro de la urbanización y, en cualquier caso, desde el momento en el que le sea solicitado por los técnicos municipales.”

Otra excepción se hace con la manzana A5 con la misma prescripción.

-El expediente avanza hasta marzo de 2006 donde la UTE solicita al Ayuntamiento la recepción parcial de las obras “a falta de pequeños detalles”. Fijémonos bien que no se termina la totalidad de la obra y además se hace 6 meses después de lo obligado por la Corporación, y tras varios aplazamientos. Es de significar también que en esos momentos el boom constructivo e inmobiliario estaba en pleno auge, con lo que no había ninguna excusa de dificultades de financiación para ejecutar una obra que se pagaba con aprovechamientos urbanísticos.

-En este momento se produce el primer contratiempo administrativo para el Ayuntamiento. La sentencia 65/06 del Juzgado de lo Contencioso- Administrativo de Burgos, en fecha 13 de marzo de 2006, declara nula la aprobación definitiva del Proyecto de Reparcelación del Plan Parcial Fuentecillas Norte. Básicamente viene a decir la sentencia que la nueva redacción de la Ley de Urbanismo de Castilla y León 10/02, que modifica algunos aspectos de la anterior 5/99, no ampara que se pueda obligar a reservar a los propietarios el 30% del aprovechamiento para VPO, al ser un sector desarrollado a partir del PGOU de 1999, anterior a esta Ley. Entre otras cosas.
 
 

Ello obliga al Ayuntamiento a retrotraer todas las actuaciones al momento inicial. El 13 de marzo de 2007 se aprueba definitivamente en Junta de Gobierno Local el proyecto de Urbanización en cumplimiento de sentencia.

-En ese mismo año, 2007, el 14 de noviembre, se firma el Acta de la primera recepción parcial de las obras de urbanización del S-7 Fuentecillas Norte. Se corresponde con la Fase 1ª, que se entrega a excepción de la manzana A6 donde faltaban de edificar los bloques 9 y 10 así como el Centro de Día (compromiso de la UTE adjudicataria). Ello supone que de esta fase se recibe”un 60% de la urbanización pública, siendo el resto de esta parcela la única zona que queda sin recibir del ámbito de urbanización previsto en el sector S-7.”

Para el caso de la parcela A5 se recibe la urbanización interior de toda ella a excepción del contacto de las aceras con las fachadas interiores de la plaza, en donde no se había ejecutado la edificación en un 40%.

         En lo que toca a la Fase 2ª correspondiente a la UA S-7.2, se señala, que al producirse la desafección de los terrenos del FFCC, producida el 4 de febrero de 2010, se iniciaron las obras correspondientes de urbanización en el antiguo trazado, prolongándose éstas hasta 2012(recordemos que el plazo era 1 mes desde la desafección), conectando los viales con Fuentecillas, y el sector S-8.

-Año 2009, 24 noviembre. Hipólito García Urbina en nombre y representación de la UTE S-7, solicita que se le devuelva el aval correspondiente a la obra ejecutada. Documenta que se ha ejecutado obra por valor 8.850.541,28€, de los 14.056.987,00€ previstos. Esta cifra supone un 62,96% del presupuesto previsto para la urbanización del todo el sector. Es por ello que el Ayuntamiento accede a devolver la parte del aval de lo ejecutado, pasando de 963.214,20€ a 312.386,74€, para garantizar el 6% de la obra pendiente de ejecutar que era de 5.206.445,72€.

-En agosto de 2010 se produce un modificado técnico en las obras de urbanización de la manzana 5 del S-7. Se cambia el diseño para dotarla de una zona estancial ajardinada, actuando sobre 28.000 metros cuadrados, de los cuales 16.500 son espacios verdes, 6.100 con pavimento de asfalto, 4.600 baldosas o adoquín de hormigón y 540 de pavimento elástico para juegos infantiles.

-En abril del año 2013, diez años después del comienzo de las obras, se firma la segunda Acta de recepción parcial de las obras de urbanización.

Los informes municipales son desfavorables en parques y jardines, por césped mal regularizado, bordes sin rematar, arquetas sin tapa, piedras grandes en jardines y mala nascencia de la hierba. El riego no está concluido y los juegos infantiles no cumplen normativa UNE-EN 1177. A la vista de ello se subsana todo menos los juegos infantiles a falta de aportar documentación.

Otro tanto toca al alumbrado, que emite un informe favorable condicionado a la conclusión de la instalación eléctrica y la colocación de tapas de fundición en las zonas ajardinadas. El tema de las tapas se subsanó y el cableado en la zona de “los ochos”, que tienen colocadas las farolas, no se ha cableado para evitar su robo, puesto que no se piensa poner en marcha el alumbrado en este momento.

Por último también es desfavorable el informe sobre limpieza, señalando que no se recibe la recogida neumática de basuras, en la que está ejecutada la obra en el subsuelo pero falta la central.

En el acta de recepción se incorpora un párrafo muy significativo de la situación que se vive en esta obra: Aunque los plazos previstos en el contrato con el agente urbanizador se han sobrepasado (son 11 años del inicialmente previsto de 1)y la urbanización sigue sin estar concluida, se ha llegado a un acuerdo de mínimos después de varias reuniones entre el agente urbanizador y la Gerencia de Fomento. El agente urbanizador alega falta de liquidez para completar en estos momentos todas las obras de urbanización, los vecinos que se termine el abandono existente en su entorno, sobre todo en las zonas verdes, y los técnicos que suscriben, que lo que se entregue esté integrado en la trama urbana, sea accesible y se pueda entregar al uso público en plenas garantías de funcionamiento”. En dos palabras: crisis inmobiliaria. Al haberse pagado al urbanizador en aprovechamientos urbanísticos, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria a partir del 2007, supone que en 2013 la UTE está en la práctica suspensión de pagos de casi todos sus componentes y actualmente el liquidación gran parte de ellas. Fiar toda la financiación de obras a la venta de suelo, es el mismo problema que se encuentra el Ayuntamiento en el Consorcio del desvío.

Para concluir, queda según el Ayuntamiento urbanizado el 98% del sector S-7, quedando sin hacerlo en las manzanas A5, junto a las parcelas no edificadas, y en la A6 en el entorno de las edificaciones 9 y 10, además de la ermita de las Rebolledas, que deberá convertirse en un Centro de Día para mayores.

En una relación”no exhaustiva” de lo que resta por ejecutar a fecha de 2013 los técnicos señalan lo siguiente:

*La central de recogida neumática, así como los buzones previstos en la vía pública y los elementos necesarios en la red existente para su puesta en marcha.

*Toda la red de riego, así como el césped con la semilla definitiva ( ahora se ha plantado la festuca ovina que no lleva riego y requiere poco mantenimiento), y todas las plantas previstas tanto en jardines como en alcorque.

*El cableado del alumbrado en la zona del bulevar de los ochos.

*Los bancos y papeleras previstos en el proyecto excepto los colocados ya en la zona de juegos infantiles.

*Completar la zona de juegos infantiles con los elementos previstos en el proyecto, así como la colocación del pavimento de suelo definitivo propuesto.

*Realización del edificio previsto en la antigua ubicación de la ermita de las Rebolledas.

*Colocación del arte urbano previsto que presentó el agente urbanizador, entre lo cual se encuentran conjuntos escultóricos de Cristino Díez y José Carazo.

Y hasta aquí el expediente 106/02, con lo cual estimamos que nada más se ha hecho desde 2013.

C.-Centro de estancias diurnas para mayores “Las Rebolledas”.
 

En el expediente de Licencias de obra de nueva planta número 215/06 podemos seguir el intento de construcción de esta dotación prometida por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento. Nace de una mejora ofertada por el agente urbanizador del S-7 Fuentecillas Norte. La UTE S-7, como hemos dicho, oferta en las mejoras, la recuperación de la ermita de las Rebolledas y la dotación de un Centro Cultural para el Barrio. Las dos cosas suman 110 millones de pesetas(663.000€). La fallida tramitación de una residencia pública municipal de ancianos, llevó al concejal de mayores de aquellos años a proponer la construcción de un Centro de Día para mayores en la antigua ermita de las Rebolledas. Este proyecto se aprobó en una Junta de Gobierno local de marzo de 2006. Tendría una capacidad para 57 mayores, una superficie construida de 640 metros cuadrados, siendo el presupuesto de unos 600.000€ y el plazo de construcción 12 meses.

La idea era alzar el edificio en el mismo lugar que ocupaba la ermita de las Rebolledas, una de las más antiguas de la Ciudad, datando su primera construcción del siglo XII, aunque los restos conservados son de una reedificación hecha entre 1745-1750 y las efectuadas en su fase militar, como polvorín, y su último período como almacén de chatarra.

En 2006, como hemos visto, se inicia el expediente promovido por la UTE S-7 para obtener licencia de construcción del Centro de Día, presentando un proyecto básico.

La Comisión Provincial de Patrimonio Cultural, con informe de 2007, obligó a mantener la fachada de la ermita que ha sido desmontada para reconstruirse en la nueva edificación proyectada. Lleva 10 años aparcada en un solar vallado esperando su reconstrucción.

En noviembre de 2008, dos años después de iniciarse el expediente, se pide a Fomento certificación para ver si están aprobados todos los instrumentos de planeamiento. Contestan diciendo que el 14 de marzo de 2008 se aprobó el estudio de detalle de la finca A-6 ED/CO del Sector S-7 Fuentecillas Norte del PGOU 1999, para ubicar allí el Centro de Estancias Diurnas Las Rebolledas.

En ese momento se le requiere a la UTE por parte de Vicesecretaría General para que contesten a la subsanación de deficiencias detectadas en al proyecto básico.

En enero de 2009 se presenta un proyecto básico reformado por parte del arquitecto Hipólito García Urbina, que se informa favorable por parte de los técnicos municipales. Les advierten, eso sí, de que “el interior de la manzana A6 se encuentra pendiente de completar su urbanización pública”, y que” la urbanización interior de la manzana, en el entorno de la parcela, deberá de estar completamente ejecutada para la obtención de 1ª ocupación”.

Dos meses después se concede licencia urbanística en la Comisión del 10 de marzo de 2009. Señalan que las obras deben iniciarse en 6 meses y concluirse en 12. Se establece una fianza de 10.000€ y se avisa que no pueden comenzar las obras hasta que no se apruebe el proyecto de ejecución.

Tuvimos que esperar hasta marzo de 2010 para que se aprobase el proyecto de ejecución. Tres meses después, y antes de concluir el plazo obligatorio para el inicio de las obras, la UTE S-7 presenta un escrito alegando problemas con falta de financiación y los retrasos e inseguridad jurídica sufrida por diversas sentencias que cayeron sobre el Sector S-7.

Y aquí termina el expediente.
 

 

Imagina Burgos ha solicitado información al Ayuntamiento de:

         - ¿En qué situación se encuentra actualmente tanto el proyecto de actuación del Sector S-7 como su urbanización?

         - ¿Cómo se encuentra la tramitación de la Licencia para la construcción de un Centro de Estancias Diurnas en lo que fue la ermita de las Rebolledas?

         - ¿Cuáles han sido las actuaciones del Ayuntamiento para garantizar y exigir el cumplimiento de los compromisos recogidos en el contrato con la UTE S-7 ganadora del concurso para la urbanización del S-7 Fuentecillas Norte?

         - ¿Es legal devolver parte de la fianza a la UTE sin estar concluida la totalidad de la obra?

         - ¿El resto de sectores en los que se desarrolla la urbanización por el sistema de concurrencia S-8, S-3 y S-4, se encuentran en la misma o parecida situación?

Entendemos que es un asunto de gran interés es exigir a la UTE S-7 el cumplimiento de sus obligaciones, como se hace al resto de ciudadanos. Estamos hablando de un supuesto incumplimiento de contrato que puede alcanzar una cifra millonaria de euros. En el caso de las UTE´s según la ley que las regula 18/1982, responden de las deudas y obligaciones, cada uno de sus miembros, de forma solidaria e ilimitada frente a terceros, y más incluso si cabe ante la administración. La responsabilidad solidaria establece que el acreedor disfruta del “ius electionis”, pudiendo reclamar a cualquier socio la totalidad de la deuda. La responsabilidad ilimitada supone que los socios responden con todos sus bienes presentes y futuros. Sabemos de la situación de parón en el mercado del suelo y la vivienda, pero estas obras empezaron en los años en que la expansión económica de la construcción estaba en sus máximos, y ni aun así los vecinos del S-7 han recibido la urbanización y los equipamientos prometidos.

13 de abril de 2016. Jesús Ojeda.
 
Enlaces de noticias sobre este asunto: